Con su expulsión frente al Manchester City, en la derrota por 2-1 en la ida de los octavos de final de la Champions, Sergio Ramos igualó la marca de Zlatan Ibrahimovic y Edgar Davids como el jugador que más veces vio la roja en la competición europea (4). Este era el único récord que le faltaba al capitán, que llevaba casi un año sin ser expulsado.

Sus 20 rojas en la Liga española es el registro top. A su vez, suma otras seis con la camiseta del Merengue, para ser el que más veces se fue al vestuario antes de tiempo en la historia de la institución. Si bien con la selección española nunca fue expulsado, las 24 amonestaciones también son récord.

Más allá de todos estos números, el defensor está muy lejos de ganarse el título del jugador más brusco del fútbol mundial. La persona que cuenta con dicho récord es el colombiano Gerardo Bedoya, que durante su carrera (1995-2015) lo echaron 46 veces. El jugador, que tiene su marca reconocida por el Guinness World Records, jugó en Colombia, México y Argentina.

Lo evidente en esta historia es que Ramos se perderá el partido de vuelta, el próximo 17 de marzo, y que es un golpe duro para el equipo merengue. Sin su presencia, Marathonbet.com paga la clasificación a los cuartos de final de los ingleses en 1,08. En caso de dar el batacazo, Real Madrid entrega 7,8.

- Advertisement -