A Boca le costó conseguir la victoria en la Copa de la Liga, sin embargo, llegó en la segunda fecha. Todo parecía indicar que el empate con Newell’s se iba a sostener hasta el final, pero hubo sorpresas en el Estadio Marcelo Bielsa. A pesar de que el equipo de Miguel Ángel Russo no termina de convencer entorno al juego, el Xeneize sumó sus primeros tres puntos sin la presencia de su capitán: Carlos Tevez.

En un aburrido primer tiempo, en el cual Boca fue levemente superior a su rival, el festejo se hizo esperar. Fue a falta de 20 minutos para el final y desde una pelota parada: nuevamente se destacó la gran pegada de Edwin Cardona, la pelota se dirigió al área rival y el defensor, Carlos Izquierdoz, cabeceó con extrema agresividad para poner a su equipo en ventaja. El 1-0 resultaría decisivo.

Por más de que los de la Rivera hayan sido superiores a su rival en el resultado y en el juego, la sensación que dejó el partido no fue del todo agradable. Una de las mayores instituciones del fútbol sudamericano debería ganar este tipo de partidos con mayor sencillez. No tuvo asociaciones cortas ni largas, y la ausencia de Tevez se notó (su padre falleció el día del encuentro y, con toda razón, decidió no presentarse). Como ya es habitual, las mejores apariciones en ataque fueron por destellos individuales. En defensa no tuvo complicaciones porque el equipo de Rosario fue débil. Russo tendrá que mejorar si sus ambiciones son proporcionales a lo que representa el club.

En otros resultados del día: Vélez venció por 2-1 a Sarmiento, Platense le ganó a Argentinos Juniors por 1-0 e Independiente obtuvo el mismo resultado frente a Patronato. El lunes finalizará la fecha con Atlético Tucumán vs. Central Córdoba, Huracán vs. Unión y Colón vs. San Lorenzo.

- Advertisement -